Make your own free website on Tripod.com

PALOMAS MENSAJERAS

Despues de la carrera
Home | BIENVENIDOS | LA VIAJERA | LA VALIENTE | COLOMBOFILOS | ARTICULOS | COLOMBODROMOS | PALOMARES | MANUAL | MUSEO BELGA | LINKS

El cuidado de una Paloma después de una carrera

 

 

La recuperación de la paloma al regreso de un concurso es tan importante como la

preparación previa. Más aún, puede ser considerada como la etapa inicial de

preparación para la carrera siguiente.

 

Cuando una paloma regresa de una carrera, existen varios aspectos de interés que

pueden ser tenidos en cuenta. La manera en que la paloma "entra", la condición

física al llegar, su estado media hora o una después de llegada, etc. pueden ser

indicadores de la "forma" de la paloma.

Por ejemplo, las palomas que llegan exhaustas después de una carrera pueden no

estar en condiciones, o no haber alcanzado aún su punto máximo en la "forma".

El estado físico de la paloma a la llegada de un concurso no es tan fácil de

determinar en las carreras cortas, por el simple hecho de que todas las palomas

son capaces de volar 200 km. En estas carreras de velocidad, es más una

cuestión de entrenamiento que de "forma".

En medias distancias, una paloma en "forma" llegará en buenas condiciones, aún

en carreras difíciles.

Pero cuando la distancia supera los 500 km., aún la mejor paloma en "super

forma" llegará cansada. Esto debe ser tenido en cuenta por quienes pretenden

concursar en largas distancias.

Una paloma que ha volado durante 10 o 12 horas o mas, realizando un gran

esfuerzo, indefectiblemente llegará al palomar cansada. Pero una paloma de

"fondo" no debe ser juzgada por su estado al llegar sino después de por lo menos

una hora. Transcurrido ese tiempo, la paloma que aún se encuentra en "forma" se

mostrará más recuperada que aquellas que han perdido su condición, siendo esto

una indicación de que no ha sufrido en exceso el trabajo realizado.

Hay que tener cuidado con aquellas palomas cuya recuperación es lenta. Para

estos casos es aconsejable no enviarla a concursos al menos por tres semanas.

Sólo un buen período de descanso puede restablecer la buena condición física

para otra carrera a fondo. Quienes concursan en medias distancias, deben

observar que, si bien una paloma puede llegar cansada de una determinada

carrera, esto no debería ocurrir por más de dos o tres carreras consecutivas. Si

se notara esta circunstancia con una buena paloma, es conveniente dejarla

también "en casa" por dos o tres semanas, aunque esté clasificándose en los

premios.

Para las palomas que compiten en concursos de velocidad, si bien requieren menos

reservas, hay que tener en cuenta que exigirlas varias carreras consecutivas

puede disminuir esas reservas e incluso agotarlas.

La regla básica es que las palomas que vuelven muy agotadas necesitan,

indefectiblemente, un descanso. Seguir exigiéndolas en esas condiciones puede

resultar en la pérdida de buenos ejemplares. También pueden enfermarse más

fácilmente a causa de la disminución de las defensas por el agotamiento físico.

Por lo tanto, no debería descuidarse ningún detalle. A la llegada de un concurso

no basta con "marcar", sino que hay que ser un buen observador del

comportamiento de las palomas que llegan demoradas. Con respecto a la

alimentación, una ración de mezcla depurativa puede considerarse suficiente.

Para beber, es recomendable suministrarles agua fresca. Si la carrera fue dura,

el agregado de electrolitos contribuirá a una recuperación más rápida. Las

buenas palomas bien recuperadas, con el descanso adecuado en el momento

oportuno, son una de las bases del éxito futuro.

 

                                                                             

Por Ing. Guillermo MARESTAING.

                                                                                                     

Fuente: Racing Pigeon Bulletin, USA.